Acceso clientes Mostrar buscador
Volver

Blog

nulidad contrato

Contrato de alquiler nulo

10 Ago 2017

En ocasiones nos podemos encontrar que el contrato de alquiler que hemos firmado, es considerado nulo, ya que no cumple con los requisitos básicos que establece la ley para que sea válido. Para asegurarnos de que el contrato de alquiler que firmamos o redactamos tiene validez, debe cumplir unos requisitos imprescindibles:

  1. Que las partes contratantes sean legalmente capaces.

  2. Que se exprese el consentimiento y este sea exento de todo vicio, los vicios del consentimiento son error, fuerza y dolor.

  3. Que el objeto del contrato sea lícito, es decir que el fin perseguido sea permitido por las normas.

  4. Motivo que impulsa a las partes a suscribir un contrato.

En el caso que en el contrato no se establezcan estos requisitos básicos, el contrato puede considerarse nulo. Podemos encontrar dos tipos de nulidad:

-          Nulidad relativa: es aquella que se puede modificar judicialmente, porque la legislación ha cambiado, o porque las partes firmantes han ratificado.

-          Nulidad absoluta: es aquella que no se puede arreglar cambiando una cláusula, sino que el contrato en sí no tiene validez porque la ley no permite lo que está expuesto en él.

Además, un contrato de alquiler también puede considerarse nulo en el caso que se establezca limitaciones a los derechos del arrendatario establecidos en la Ley de Arrendamientos Urbanos. Aun así, normalmente no se trata de un contrato nulo, sino de cláusulas nulas, por tanto, se deberán modificar o quitar dichas cláusulas, y por tanto, el contrato tendrá validez.

Obtén tu contrato de alquiler, siempre adaptado a la legislación vigente, de manera fácil y en pocos pasos aquí:

             Personaliza tu contrato de alquiler

 

comments powered by Disqus