Acceso clientes Mostrar buscador
Volver

Blog

IPC alquiler

Contratos de alquiler: ¿Qué pasa si baja el IPC?

11 Ago 2017

Según la Ley de Arrendamientos Urbanos, en caso que el IPC baje y se ponga en negativo, el arrendador de una vivienda está obligado a bajarle la renta mensual al arrendatario. La renta mensual de un alquiler, se actualiza aplicando la variación del IPC general nacional que corresponde a un período de 12 meses anteriores a la fecha de actualización. Para poder aplicar el IPC, se deberá coger el último mes que se modificó utilizando el IPC.

¿Qué pasa si el arrendador se niega aplicar la caída del IPC?

Si nos encontramos con este caso, el arrendatario podrá tomar medidas judiciales, pero en ningún caso podrá autoaplicarse el IPC sin el consentimiento del arrendador, ni dejar de pagar la renta, ya que nos podríamos encontrar frente a un caso de desahucio. Hasta que el arrendador no acepte aplicar el IPC, el arrendatario debe seguir pagando la renta que le pertenece.

Es importante antes de firmar un contrato de alquiler,  leer atentamente todas las cláusulas, ya que podríamos encontrarnos frente a dos situaciones a la hora de actualizar la renta:

-       Que en el contrato esté escrito explícitamente que “incrementará la renta según el IPC”. Si en el contrato encontramos esta condición, será muy complicado que el arrendador acepte hacer una rebaja en la renta.

-       Que en el contrato ponga explícitamente que “la renta se actualizará en función del IPC”. En este caso, no deberíamos tener ningún problema, ya que esta aumentará y disminuirá según el IPC.

Obtén tu contrato de alquiler, siempre adaptado a la legislación vigente, de manera fácil y en pocos pasos aquí:

               Personaliza tu contrato de alquiler

 

comments powered by Disqus