Acceso clientes Mostrar buscador
Volver

Blog

alquilar una habitación vacia

¿Cómo alquilar una habitación vacía?

06 Oct 2017

El alquiler de viviendas, ya sea todo el piso o una sola habitación, cada vez es más frecuente. Muchos propietarios disponen de habitaciones vacías que solo las utilizan como almacén para acumular trastos y polvo, y deciden generar ingresos extras con el alquiler de estas. Pero otro factor que debemos añadir es la tecnología. Gracias al uso de esta, han aparecido numerosas empresas dedicadas al sector del alquiler, que de manera muy fácil nos permiten encontrar un inquilino para ocupar esta habitación vacía. ¿Tú también has pensado convertirte en arrendador? En este post te explicamos cómo hacerlo de manera legal.

Antes de nada, tenemos que tener claro que los arrendamientos de habitación, a diferencia de los arrendamientos de una vivienda, no están regulados por la Ley de Arrendamientos Urbanos (LAU), sino por el código civil. Este establece que en el caso del arrendamiento de una habitación la duración será exactamente la pactada en el contrato y no habrá derecho a prórroga. Además, en caso de venta de la vivienda, el contrato por arrendamiento de una habitación quedaría extinguido y el inquilino no tendrá derecho de adquisición preferente.

Desde el punto de vista legal, es recomendable que se realice siempre un contrato de arrendamiento de habitación y que este sea por escrito. De esta manera, frente algún conflicto, tendremos un documento que lo demuestre. En el contrato debe aparecer:

  • Datos de arrendatario y arrendador
  • Descripción exacta de la habitación que va a ocupar el inquilino y del mobiliario que incluye.
  • Precio y forma de pago.
  • Duración exacta del contrato.
  • Servicios adicionales de la vivienda que incluye el arrendamiento de la habitación (internet, utilización del baño, de la cocina, zonas comunes, etc.)
  • Especificar si el arrendatario puede o no subarrendar la habitación: Hay casos en que las habitaciones a arrendar son grandes, y el inquilino decide compartir habitación para poder compartir los gastos del arrendamiento.

Temas fiscales a tener en cuenta en los arrendamientos de habitación

1. Aspectos fiscales de interés para el arrendador

El arrendador debe declarar a hacienda el beneficio que obtenga con el alquiler de la habitación, y puede deducirse entre el 60% y el 100% del dinero en función de la edad y los ingresos del inquilino. Por ejemplo:

  • Si el inquilino tiene entre 10 y 30 años y unos ingresos netos superiores al valor del IPREM (7.519,59 € en 2017) puede deducirse el 100% de la renta obtenida.
  • En caso contrario, la reducción será del 60% de la renta percibida.

En caso que el propietario utilice la vivienda como residencia habitual y desgrava el pago de la hipoteca, si alquila una o varias habitaciones, podrá rebajar una parte de esta desgravación, siempre y cuando sea la correspondiente a la parte proporcional de uso exclusivo de la vivienda por parte del inquilino.

2. Aspectos fiscales por parte del arrendatario

El inquilino no puede desgravar el alquiler de la habitación porque no se considera un arrendamiento de vivienda habitual. Además, para subarrendar la habitación necesitaremos el permiso del arrendador, y este puede pedirnos una compensación, por tanto aumentarnos el precio del arrendamiento.  

¡Con todas estas recomendaciones ya estás listo para alquilar!

Obtén tu contrato de alquiler de habitación, siempre adaptado a la legislación vigente de manera fácil y en pocos pasos aquí:

             Personaliza tu contrato de alquiler de habitación

comments powered by Disqus