Acceso clientes Mostrar buscador
Volver

Blog

PI1

La Propiedad Intelectual en el Código Penal

08 Ene 2018

La propiedad intelectual es el conjunto de derechos de autores o productores respecto de un bien inmaterial, que será la obra o producto de su creación. Está integrada por derechos de carácter personal y patrimonial, que atribuyen al autor la plena disposición y el derecho exclusivo a la explotación de la obra, sin más limitaciones que las establecidas en la Ley. En todos ellos, lo que se protege es la forma de expresión, no la idea.

El objeto que se protege es todo tipo de creación intelectual en cualquier tipo de soporte, sea tangible o no (en el caso de software), actual o futuro (por inventar).

El titular de la propiedad intelectual tiene la facultad para evitar que cualquier persona tenga acceso o haga uso de su propiedad sin su consentimiento. Los derechos de propiedad intelectual que otorga cada país son independientes entre sí, por lo que una misma obra o carácter distintivo puede ser objeto de protección en una pluralidad de Estados.

 

La propiedad intelectual está regulada en el Código Penal por la Ley Orgánica 10/1995 de 23 de Noviembre. Pero ha sido reformado varias veces, la última vez en Noviembre de 2016, ampliando los tipos penales a fin de incluir ciertas conductas que no eran hasta la fecha penalmente reprochables.

El régimen penal de los delitos contra la Propiedad Intelectual se encuentra en los artículos 270, 271 y 272 del Código Penal, que ahora vamos a analizar:

ARTÍCULO 270.1 CP:

“Será castigado con la pena de prisión de seis meses a cuatro años y multa de doce a veinticuatro meses el que, con ánimo de obtener un beneficio económico directo o indirecto y en perjuicio de tercero, reproduzca, plagie, distribuya, comunique públicamente o de cualquier otro modo explote económicamente, en todo o en parte, una obra o prestación literaria, artística o científica, o su transformación, interpretación o ejecución artística fijada en cualquier tipo de soporte o comunicada a través de cualquier medio, sin la autorización de los titulares de los correspondientes derechos de propiedad intelectual o de sus cesionarios”.

 

Las conductas tipificadas en este artículo, que define el tipo básico, son:

- Reproducción. O fijación directa o indirecta, provisional o permanente, por cualquier medio y en cualquier forma, de toda la obra o de parte de ella, que permita su comunicación o la obtención de copias”.

- Plagio. Atribución en todo o en parte la autoría de una obra ajena.

- Distribución. La puesta a disposición del público del original o de las copias de la obra, en un soporte tangible, mediante su venta, alquiler, préstamo o de cualquier otra forma.

- Comunicación pública. Todo acto por el cual una pluralidad de personas pueda tener acceso a la obra sin previa distribución de ejemplares a cada una de ellas.

- Transformación, interpretación o ejecución: las obras derivadas.

- Explotación económica: Añadida por la LO 1/2015.

 

De este primer artículo también podemos deducir ciertas características del delito:

- Es común, puede ser cometido por cualquier persona.

- Ha de producirse sobre un tercero.

- Debe recaer sobre “creaciones originales literarias, artísticas o científicas expresadas por cualquier medio o soporte, tangible o intangible, actualmente conocido o que se invente en el futuro”.

- Basta con que la conducta sea idónea para producir un perjuicio, no tiene porque haberse producido.

- Obviamente, ha de realizarse sin autorización del titular.

- Tradicionalmente, se exigía un ánimo de lucro. Pero la reforma de la LO 1/2015 sustituyó el ánimo de lucro por el “ánimo de obtener un beneficio económico directo o indirecto”, lo que permite abarcar más conductas que con la anterior Ley, al no tener que producirse un beneficio directo para el que comete el delito.

- Pena: prisión de 6 meses a cuatro años y multa de doce a veinticuatro meses. (Pena que también ha aumentado con la LO 1/2015).


 

ARTÍCULO 270.2 CP:

“La misma pena se impondrá a quien, en la prestación de servicios de la sociedad de la información, con ánimo de obtener un beneficio económico directo o indirecto, y en perjuicio de tercero, facilite de modo activo y no neutral y sin limitarse a un tratamiento meramente técnico, el acceso o la localización en internet de obras o prestaciones objeto de propiedad intelectual sin la autorización de los titulares de los correspondientes derechos o de sus cesionarios, en particular ofreciendo listados ordenados y clasificados de enlaces a las obras y contenidos referidos anteriormente, aunque dichos enlaces hubieran sido facilitados inicialmente por los destinatarios de sus servicios”.

Con la misma pena y similares características (perjuicio a tercero, beneficio económico directo o indirecto...), este segundo apartado castiga a quien facilite activamente el acceso o la localización en internet de obras o prestaciones objeto de propiedad intelectual sin autorización.


 

ARTÍCULO 270.3 CP:

“En estos casos, el juez o tribunal ordenará la retirada de las obras o prestaciones objeto de la infracción. Cuando a través de un portal de acceso a internet o servicio de la sociedad de la información, se difundan exclusiva o preponderantemente los contenidos objeto de la propiedad intelectual a que se refieren los apartados anteriores, se ordenará la interrupción de la prestación del mismo, y el juez podrá acordar cualquier medida cautelar que tenga por objeto la protección de los derechos de propiedad intelectual”.

El apartado 3 simplemente aclara las actitudes que tomará el Juez en los anteriores casos de delito.


 

ARTÍCULO 270.4 CP:

“En los supuestos a que se refiere el apartado 1, la distribución o comercialización ambulante o meramente ocasional se castigará con una pena de prisión de seis meses a dos años.

No obstante, atendidas las características del culpable y la reducida cuantía del beneficio económico obtenido o que se hubiera podido obtener, siempre que no concurra ninguna de las circunstancias del artículo 271, el Juez podrá imponer la pena de multa de uno a seis meses o trabajos en beneficio de la comunidad de treinta y uno a sesenta días”.

Este apartado es el tipo atenuado del básico, que reduce la pena cuando la distribución o comercialización sea ambulante o meramente ocasional. Esta atenuante se daría, por ejemplo, en los casos de top manta, y fue añadida por la LO 1/2015.


 

ARTÍCULO 270.5 CP:

Serán castigados con las penas previstas en los apartados anteriores, en sus respectivos casos, quienes:

a) Exporten o almacenen intencionadamente ejemplares de las obras, producciones o ejecuciones a que se refieren los dos primeros apartados de este artículo, incluyendo copias digitales de las mismas, sin la referida autorización, cuando estuvieran destinadas a ser reproducidas, distribuidas o comunicadas públicamente.

b) Importen intencionadamente estos productos sin dicha autorización, cuando estuvieran destinados a ser reproducidos, distribuidos o comunicados públicamente, tanto si éstos tienen un origen lícito como ilícito en su país de procedencia; no obstante, la importación de los referidos productos de un Estado perteneciente a la Unión Europea no será punible cuando aquellos se hayan adquirido directamente del titular de los derechos en dicho Estado, o con su consentimiento.

c) Favorezcan o faciliten la realización de las conductas a que se refieren los apartados 1 y 2 de este artículo eliminando o modificando, sin autorización de los titulares de los derechos de propiedad intelectual o de sus cesionarios, las medidas tecnológicas eficaces incorporadas por éstos con la finalidad de impedir o restringir su realización.

d) Con ánimo de obtener un beneficio económico directo o indirecto, con la finalidad de facilitar a terceros el acceso a un ejemplar de una obra literaria, artística o científica, o a su transformación, interpretación o ejecución artística, fijada en cualquier tipo de soporte o comunicado a través de cualquier medio, y sin autorización de los titulares de los derechos de propiedad intelectual o de sus cesionarios, eluda o facilite la elusión de las medidas tecnológicas eficaces dispuestas para evitarlo.

La antigua redacción de este apartado fue sustituida por esta que acabamos de transcribir, que introdujo la LO 1/2015, y que castiga varias conductas ciertamente confusas, extensas y similares entre sí.


 

ARTÍCULO 270.6 CP:

“Será castigado también con una pena de prisión de seis meses a tres años quien fabrique, importe, ponga en circulación o posea con una finalidad comercial cualquier medio principalmente concebido, producido, adaptado o realizado para facilitar la supresión no autorizada o la neutralización de cualquier dispositivo técnico que se haya utilizado para proteger programas de ordenador o cualquiera de las otras obras, interpretaciones o ejecuciones en los términos previstos en los dos primeros apartados de este artículo”.

Este último apartado del artículo 270 castiga con una pena menor a quien fabrique, importe o posea con finalidad comercial cualquier medio que facilite la supresión no autorizada de cualquier dispositivo técnico que proteja programas de ordenador u otras obras mencionadas.


 

ARTÍCULO 271 CP:

“Se impondrá la pena de prisión de dos a seis años, multa de dieciocho a treinta y seis meses e inhabilitación especial para el ejercicio de la profesión relacionada con el delito cometido, por un período de dos a cinco años, cuando se cometa el delito del artículo anterior concurriendo alguna de las siguientes circunstancias:

a) Que el beneficio obtenido o que se hubiera podido obtener posea especial trascendencia económica.

b) Que los hechos revistan especial gravedad, atendiendo el valor de los objetos producidos ilícitamente, el número de obras, o de la transformación, ejecución o interpretación de las mismas, ilícitamente reproducidas, distribuidas, comunicadas al público o puestas a su disposición, o a la especial importancia de los perjuicios ocasionados.

c) Que el culpable perteneciere a una organización o asociación, incluso de carácter transitorio, que tuviese como finalidad la realización de actividades infractoras de derechos de propiedad intelectual.

d) Que se utilice a menores de 18 años para cometer estos delitos”.

Artículo también modificado por la LO 1/2015 que establece una pena de prisión de 2 a 6 años, multa de 18 a 36 meses e inhabilitación especial para el ejercicio de la profesión relacionada con el delito cometido cuando concurran ciertas circunstancias.


 

ARTÍCULO 272 CP:

“1. La extensión de la responsabilidad civil derivada de los delitos tipificados en los dos artículos anteriores se regirá por las disposiciones de la Ley de Propiedad Intelectual relativas al cese de la actividad ilícita y a la indemnización de daños y perjuicios.

2. En el supuesto de sentencia condenatoria, el Juez o Tribunal podrá decretar la publicación de ésta, a costa del infractor, en un periódico oficial”.

 

comments powered by Disqus