Acceso clientes Mostrar buscador
Volver

Blog

 pactodesocios

Pacto de socios: Qué es, cómo se hace y ventajas.

08 Feb 2019

Cuando comenzamos un nuevo proyecto es esencial firmar un pacto de socios, esto supone la diferencia entre el fracaso y el éxito de la organización.

 

¿Qué es el pacto de socios?

El pacto de socios es diferente de los Estatutos de Sociedad, por ejemplo, en caso de querer crear una Sociedad Limitada los Estatutos serán el documento que formará parte de la escritura de constitución, deberán ser firmados ante Notario y depositados en el Registro Mercantil. Sin embargo el pacto de socios es un documento privado que no requiere ser firmado ante Notario ni ser depositado en ningún registro. Aunque ambos comparten el mismo objetivo: organizar y regular el funcionamiento básico de la sociedad.

 

Firmar un pacto de socios con anterioridad a la firma de los Estatutos de la Sociedad Limitada es muy recomendable. En él establecemos los datos personales de los socios, las aportaciones sociales, capital social, así como los porcentajes de participación de cada socio, cómo se resolverán los posibles conflictos y cualquier otra cláusula de interés según la actividad comercial que se vaya a realizar.

 

La legislación mercantil y civil no está lo suficientemente detallada como para regular cada uno de los aspectos inherentes al contenido del pacto de socios. Por lo que la ley otorga una gran capacidad auto-reguladora a los socios. Existen multitud de posibilidades y variables que pueden ser contenidas en el pacto de socios. Por lo que en general podemos decir que los socios tienen bastante libertad siempre que las cláusulas no vayan en contra de la Ley.

 

El propósito del pacto de socios es el de regular las relaciones internas de la sociedad, con el fin de garantizar la resolución de conflictos que puedan poner en riesgo la continuidad del proyecto.

 

¿Cuándo debe firmarse un pacto de socios?

El pacto de socios puede firmarse en cualquier momento de la vida de la empresa, antes de su constitución, en el momento de su creación, cuando entre un nuevo socio...etc. No hay un momento exacto en el que deba hacerse aunque cuanto antes se firme mejor.

Va a aumentar la seguridad jurídica de nuestra empresa y vamos a poder agilizar muchos trámites si tenemos claro qué papel y participación tiene cada socio.

 

¿Qué eficacia tiene el pacto de socios?

El pacto de socios se basa en el principio de la autonomía de la voluntad de las partes que establece que las partes pueden acordar todo lo que estimen oportuno, siempre y cuando no sea contrario a la ley.

Por otra parte, el pacto de socios tiene una eficacia entre las partes, por lo que su eficacia se limita a aquellas personas que lo firmaron. Los firmartes quedarán obligados entre sí, e incluso tendrán derecho a utilizar determinadas acciones legales en caso de que el acuerdo haya sido incumplido. Esto incluye, por ejemplo, acciones para exigir una indemnización por daños y perjuicios o incluso para obligar a las otras partes a cumplir con lo acordado.

 

¿Cómo se hace un pacto de socios?

Para hacer un pacto de socios, basta con la firma de un documento cuyo contenido cuente con la conformidad y firma de todos los socios. Como hemos visto, no hay que confundirlos con los Estatutos de la Sociedad que deben estar firmados ante Notario aunque es posible que el pacto de socios sea también elevado a carácter público ante Notario, no es necesario para dotarlo de eficacia jurídica.

También debemos tener en cuenta que cuando se desee su modificación, la naturaleza contractual de este pacto exige el acuerdo de todos los firmantes, sin que sea necesario la aplicación de las mayorías establecidas por los Estatutos.

 

¿Qué cláusulas debe contener el pacto de socios?

Vamos a analizar las cláusulas típicas de un modelo de pacto de socios.

 

             1. Datos de los socios y de la sociedad

             2. Capital social de la empresa y aportaciones de los socios: Las aportaciones pueden ser dinerarias, bienes o incluso su propio trabajo.  Estas dos últimas pueden ser valoradas y añadidas al capital social como aportación en especie.

             3. Porcentaje de participación en ganancias y pérdidas: La aportación que cada uno de los socios realice al capital social con respecto al total representa su porcentaje de participación.

             4. Modo en el que se administrará la sociedad: se trata de la persona o personas que representarán la sociedad y cuya firma tendrá la capacidad de obligar al resto de socios. El administrador no tiene por qué coincidir con el CEO o Director ejecutivo, y de hecho puede haber varios administradores.

            5. Cláusulas de organización: aquí se pueden añadir pactos para definir si los socios van a dedicarse en exclusiva a la sociedad, o pactos de no competencia entre otros.

            6. Toma de decisiones: normalmente las decisiones se realizan por votación en función del porcentaje de participación de cada socio pero en ocasiones, el propio reparto del capital puede dar lugar a situaciones de bloqueo. Algunas soluciones pueden ser voto de calidad a uno de los socios en cuestiones relativas a su campo o análisis de la cuestión por un experto independiente.

            7. Cláusula de resolución de conflictos: esta cláusula permite acordar con la otra parte cómo se resolverán los conflictos en caso de que los haya. Normalmente, se suele definir que serán los Juzgados del lugar de firma o del lugar de operaciones de la empresa.

Otra opción es la de acordar acudir al sistema arbitral de resolución de conflictos con prioridad a la jurisdicción ordinaria. Algunas empresas eligen este sistema ya que suele ser una opción más ágil y flexible que la jurisdicción tradicional.

 

Ventajas de firmar un pacto de socios

Cuando comenzamos una nueva aventura empresarial la incertidumbre sobre el funcionamiento y los acontecimientos futuros es obvia. No podemos saber con certeza si esa idea que tenemos realmente va a convertirse en nuestro trabajo, si el otro socio va a abandonar el proyecto antes de lo esperado o si una nueva oportunidad va a llegar a nuestra vida repentinamente. Por lo que crear una Sociedad Limitada, sobre todo por los papeleos que conlleva debería ser una decisión seria y meditada y no algo fruto de unas expectativas y unas circunstancias que son muy probables que cambien de aquí a seis meses. Por eso es importante empezar a poner nuestra idea bajo evaluación, comenzar con los primeros desarrollos o actividades y tener nuestros primeros clientes aunque facturemos al principio como autónomos ( podemos utilizar un nombre comercial si lo deseamos). Posponer lo máximo posible la constitución de la Sociedad Limitada no es ninguna imprudencia sino todo lo contrario, es lo más sano y sensato desde el punto de vista legal y empresarial.

 

Cuando otras personas se van uniendo a nuestro proyecto es un buen momento para dejar las cosas por escrito en un pacto de socios. Aquí podemos regular las aportaciones y porcentajes y condicionarlos a una serie de objetivos para asegurarnos de que si la situación cambia en el futuro el porcentaje de participación también cambiará. Esto permite dar cierta flexibilidad al proyecto que todavía está en una fase muy inicial y elimina posibles tensiones entre los socios.

 

Por ejemplo, si alguno abandona el proyecto antes de tiempo no tendrá un porcentaje de participaciones en la Sociedad Limitada final, es decir, esa concesión de participaciones sociales no será irreversible. Cuando trabajamos en el marco de un pacto de socios sin haber constituido todavía la SL este tipo de cambios son naturales y no entrañan demasiados trámites administrativos y por supuesto, ningún coste de Notaría.

 

Obtén tu contrato de pacto de socios, siempre adaptado a la legislación vigente, de manera fácil y en pocos pasos aquí:

 

Personaliza tu pacto de socios

 

comments powered by Disqus