Acceso clientes Mostrar buscador
Volver

Blog

Freelancer_

¿Qué contrato firmar con un freelance?

02 Abr 2014

En caso de que queramos encargar un servicio determinado a un freelance o autónomo como por ejemplo, el desarrollo de una web, el diseño de un logotipo o un servicio de consultoría, debemos tener en cuenta lo siguiente. 

Aunque en un primer momento parece quedar todo claro, en la práctica, siempre surgen problemas por ejemplo, retrasos en la entrega, cambios por parte del cliente durante la ejecución o incluso el impago del precio al acabar el servicio. 

Todos estos problemas y sus lesivas consecuencias, se pueden evitar dejando claro con antelación a qué se compromete cada parte y reflejándolo por escrito. Aunque es cierto que los contratos verbales también tienen validez legal, es conveniente conservar una prueba documental, en la que el prestador se obliga a realizar el servicio bajo las condiciones pactadas y el cliente, al pago íntegro del precio en el momento pactado.

Jurídicamente, este tipo de contratos recibe el nombre de arrendamiento de servicios o prestación de servicios y se regula en los artículos 1.542 y siguientes del Código Civil y en determinados casos por las normas del Código de Comercio, protegiendo tanto al prestador como al cliente.

Contrato de prestación de servicios

Mediante este contrato, en ningún caso se entenderá que existe una relación laboral entre el prestador de servicios y el cliente. La relación es puramente mercantil. Esto implica que el prestador deberá emitir una factura con el porcentaje de IVA aplicable y, en su caso, retención del IRPF.

Asimismo, el freelance se obliga a la prestación de un servicio en las condiciones pactadas. Por ejemplo, si encargamos el desarrollo de una página web para nuestra empresa debemos especificar con claridad las funcionalidades de la web y todo lo que queremos que contenga con antelación.

Y por último, el cliente se obliga con su firma al pago de una contraprestación económica. Además, se podrán pactar otras condiciones como la forma o el momento del pago.

Diferencia entre prestación de servicios y contrato de obra

Es importante distinguir el contrato de prestación de servicios del contrato de obra. Aunque son similares, difieren en un elemento que en determinados casos puede ser esencial.

Por un lado, en el contrato de prestación de servicios, el prestador no se obliga a un resultado concreto sino únicamente a realizar los servicios para los que le contrató el cliente. Por otro lado, en el contrato de obra, el profesional o la empresa que presta el servicio sí está obligado a obtener un resultado concreto. 

Obtén tu contrato de prestación de servicios, siempre adaptado a la legislación vigente, de manera fácil y en pocos pasos:

            Personaliza tu contrato de prestación de servicios

comments powered by Disqus