Acceso clientes Mostrar buscador
Volver

Blog

cc

Diferencia entre Creative Commons y Copyright

10 Jun 2014

Las licencias Creative Commons (CC) son utilizadas por diversos artistas y han ganado popularidad gracias a redes sociales como Flickr o Facebook. 

¿Qué implican? Son licencias que comienzan como una manera de que el público pueda compartir creaciones intelectuales como música, imágenes, obras de arte o incluso software. Existen diferentes tipos de licencias Creative Commons y cada una de ellas permite que el trabajo de un autor pueda ser utilizado por otros en diferentes grados. 

Por otro lado, Copyright (C) se trata del derecho que tiene un autor sobre sus obras, que le permite decidir en qué condiciones han de ser éstas reproducidas y distribuidas. El objetivo es proteger la autoría de una creación intelectual. Aunque este derecho es legalmente irrenunciable puede ser ejercido de forma tan restrictiva o generosa como el autor decida.

Las licencias CC nacen a través de una organización sin ánimo de lucro fundada en 2001 por un ex-profesor de Derecho de la Universidad de Stanford con el objetivo de dar una solución a la problemática que generaba el uso de redes sociales y compartir contenidos en ellas. Por lo que el concepto es relativamente nuevo comparado con los tradicionales derechos de autor o copyright. 

Concretamente, estas licencias consisten en un conjunto de modelos que ofrecen al autor de una obra una forma simple y estandarizada otorgar permiso al público en general para compartir y usar su trabajo bajo los términos y condiciones que él mismo elige.

Entre las principales críticas encontramos que una licencia CC no puede ser revocada. Una vez que decides abrir tu trabajo al público de forma libre, ya no hay vuelta atrás, renuncias a los derechos de tu trabajo. 

Otra de las críticas es que los objetivos de Creative Commons ya están incluidos por el sistema de Copyright, y que el eslogan de "algunos derechos reservados", en lugar del "todos los derechos reservados" crea una falsa dicotomía. El Copyright proporciona una lista de derechos exclusivos al autor, de los cuales él decide cuales quiere vender, donar o mantener. Por lo tanto, el principio de "algunos derechos reservados" no es una alternativa, sino que se engloba dentro de la misma idea del clásico Copyright. 

Independientemente del dilema existente entre si son conceptos excluyentes o cohexistentes, las licencias CC pueden facilitar a los creadores de obras intelectuales la forma de comunicar al público cómo deben ser utilizadas.

 

comments powered by Disqus