Acceso clientes Mostrar buscador
Volver

Blog

estafa-alquiler-estudiantes88785

La importancia de los contratos por escrito

20 Jul 2016

Firmar un contrato es imprescindible si queremos ahorrarnos problemas en un futuro, no es lo mismo firmar un contrato por escrito y poder presentarlo como recurso si se incumple, que pactar las cláusulas verbalmente, y frente al incumplimiento de estas, no poder presentar nada para demostrarlo.

En este post os dejamos el testimonio de una pareja, usuaria nuestra, que ha querido contar su historia para que nos demos cuenta de la importancia de firmar un contrato por escrito, con unas cláusulas bien definidas.   

Esta pareja posee una segunda residencia en la Costa Brava, durante los meses de invierno la tienen cerrada. El año pasado, uno de los vecinos, que habita todo el año en su mismo edificio, les pidió si le prestarían su plaza de parking durante los meses que ellos no estuvieran. La pareja aceptó, pero no se firmó ningún contrato, solo pactaron verbalmente que cada mes les pagaría una cuota de 100€ y que de octubre a marzo el vecino podía utilizar el garaje para guardar su coche.

El primer mes recibieron el pago tal y como se había pactado. Pero a partir del segundo dejaron de recibirlo. La pareja se extrañó y decidieron llamar al teléfono que él les dio a través de una tarjeta de su empresa, pero aquel número ya no existía. Durante las vacaciones de navidad decidieron ir a ver qué pasaba. Cuando entraron en el garaje se lo encontraron lleno de trastos y sin poder aparcar el coche. Subieron al piso y llamaron a la puerta del vecino, pero no respondió nadie. Pasaron el fin de semana y no consiguieron hablar con él, así que se fueron sin haber solucionado nada.

Pasaban los meses y todo seguía igual, hasta marzo, que volvieron a intentar ponerse en contacto con él. Al ver que nunca conseguían encontrarlo en su casa, decidieron ir a buscarlo a la dirección de trabajo que ponía en la tarjeta para que les devolviera las llaves, pero cuando llegaron allí se encontraron con un piso en ruinas. Finalmente, después de ver que no había manera de contactar con él y que tampoco podían denunciarlo porque no habían firmado ningún contrato, decidieron cambiar la cerradura y tirar todos los trastos de su vecino.

Este es uno de los muchos casos que podemos encontrar de personas que alquilan sus bienes pero sin firmar un contrato. A veces, pensamos que no es necesaria la firma de un contrato si llegamos a un acuerdo con un amigo, familiar o conocido.

Pero la confianza no lo es todo, y para asegurarnos que la otra parte cumple con lo pactado, lo mejor es firmar un contrato por escrito, en este caso de alquiler de plaza de garaje, acordando las cláusulas y escribiéndolas detalladamente. De esta manera, en caso de incumplimiento podremos recurrir, porque dispondremos de un documento que demuestre que ambas partes aceptaron el cumplimiento del contrato.

Obtén el contrato que necesites, siempre adaptado a la legislación vigente, y de manera fácil y con pocos pasos aquí:

             Personaliza tu contrato

comments powered by Disqus