Acceso clientes Mostrar buscador
Volver

Blog

libertad de expresión

Los límites de la libertad de expresión

21 Mar 2017

Desde hace siglos la humanidad ha luchado para poder expresar de forma libre sin ser hostigados debido a lo que opinan. Desde el s.XIX, durante la Ilustración, se defendía la Libertad de Expresión como algo necesario para el avance de las artes, las ciencias y para mejorar la participación política, y fue el desencadenante de grandes sucesos como la Revolución Francesa.

En 1948, este deseo de expresar libremente se convirtió oficialmente en un derecho humano. El artículo 19 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos" indica que la Libertad de Expresión es “un derecho que incluye el de no ser molestado a causa de sus opiniones, el de investigar y de recibir informaciones y opiniones, y el de difundirlas, sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión”.

Gracias a esto, hoy en día disfrutamos de este derecho de expresar de forma libre y vemos cómo los mensajes de prensa, de publicidad y nuestras opiniones están cada vez más aceptadas. Aún así, dentro de este mar de libertad se han dado casos en los que hay que determinar cuando se rebasan los límites de libertad de expresión.

Este mes, la campaña del autobús Hazte Oír, ha sido noticia por el mensaje de su eslogan, que ha sido considerado ofensivo para muchos ciudadanos. Para algunos, el mensaje está en todo su derecho de expresar un pensamiento, por muy incómodo que sea, pero para otros, se trata de un mensaje totalmente discriminatorio y muy incorrecto para un colectivo en concreto. A raíz de estas controversias, os vamos a exponer unos puntos para entender los límites de la libertad de expresión:

  1. Conflicto con valores y derechos: Según la Organización Foro de la Libertad, la sociedad en general y los sistemas jurídicos consideran que cuando la libertad de expresión entra en conflicto con otros valores o derechos se considera que está rebasando el límite.

  2. Principio del daño: Stuart Mill en el siglo XIX, ya se cuestionaba los límites que existían dentro de  la libertad y decía que cada individuo tiene el derecho a actuar de acuerdo a su propia voluntad mientras que estas acciones no perjudiquen a otros.

  3. Principio de ofensa: Joel Feinberg (1985) propuso este principio considerando que es necesario ofrecer una protección contra los comportamientos ilícitos de los demás. Entonces para no infringir la ley considera que algunas formas de expresión pueden ser legítimamente prohibidas porque son muy ofensivas.

  4. Diferencia entre calumnia y ofensa: La calumnia es una acusación carente de verdad que se vierte sobre alguien con la clara misión de provocar daño y la ofensa es algún tipo de manifestación en la que alguien se siente insultado o descalificado. La primera es objetiva y la segunda subjetiva, por eso, una definición de los límites de la libertad de expresión considera que ésta incluye las ofensas porque, a diferencia de las calumnias, que son perfectamente objetivables, no sucede lo mismo con las ofensas.

La libertad de expresión surgió de la libertad de prensa pero hoy en día internet se ha convertido en el medio principal para expresar libremente. ¿Cuántos tweets hemos visto criticando asuntos políticos y sociales? El tener a nuestro abasto una red social mediante la cual poder compartir tus pensamientos, opiniones e incluso sentimientos, hace que hoy en día seamos mucho más propensos a la libertad de expresión. Por eso es necesario tener en cuenta estos límites, y así poder disfrutar de esta libertad de la mejor manera posible.

comments powered by Disqus