Acceso clientes Mostrar buscador
Volver

Blog

gafaspost

Cómo calcular el porcentaje de participación de un nuevo socio

06 Ago 2014

Incluir nuevos socios en una empresa que ya está en funcionamiento puede ser una buena forma de ampliar equipo o financiación. Para calcular el porcentaje de participación en el capital debemos tener en cuenta estos tres sencillos pasos.

Paso 1. Valorar la empresa. No importa si todavía no está constituida como empresa o si aún no se está facturando. Si el proyecto tiene cierto recorrido, el trabajo invertido es susceptible de ser valorado. Este cálculo no es exacto, la valoración de las empresas es algo subjetivo y depende de varias circuntancias. Cuando todavía se está en una etapa inicial, normalmente se valora por su potencial. Se tienen en cuenta factores como el tamaño del mercado, el sector al que pertenece la empresa, patentes, reconocimiento de la marca, base de datos de usuarios o alianzas estratégicas. Si no se tiene experiencia en este tipo de valoraciones, es recomendable consultar a un experto que nos informará de los criterios a tener en cuenta. 

Paso 2. Valorar la aportación del nuevo socio. En caso de que la aportación sea en especie es importante distinguir si el nuevo socio va a realizar una aportación puntual o si va a prestar servicios de forma continuada en la empresa. En el primer caso, podemos realizar una estimación de lo que nos costaría externalizar su trabajo. En el segundo caso, si el nuevo socio se va a dedicar a jornada completa a trabajar en la empresa, podemos realizar una estimación del salario anual que cobraría por cuenta ajena.

Paso 3. Hallar el porcentaje de participación.  Indica cuánto representa la aportación del socio respecto al total. Para calcularlo habrá que dividir el valor de la aportación del nuevo socio entre el valor de la empresa. Por ejemplo, si la aportación del socio se valora en 25.000 euros y la empresa en 250.000, al nuevo socio le correspondera un 10% de participación en el capital social. 

Otra técnica es asociar cada actividad a un porcentaje determinado y asignar al nuevo socio un porcentaje gradual conforme vaya aumentando su implicación. Por ejemplo, un socio tecnológico puede comenzar con un 10% y aumentar su participación hasta un 15% si más adelante se dedica a tareas de marketing o hasta un 20% si se implica, además de lo anterior, en la dirección de la empresa. Esto puede servir de incentivo y es una buena forma de asociar la participación del socio en el capital a su implicación real. Es recomendable firmar un pacto de socios que contemple estas cuestiones, en este post se explican las cláusulas básicas que debe contener. 

De todos modos, es importante no realizar un reparto del capital de forma arbitraria e intentar en la medida de lo posible que se apoye en criterios objetivos.

 

Obtén tu contrato de pacto de socios, siempre adaptado a la legislación, de manera fácil y en pocos pasos:

                       Personaliza tu pacto de socios

 

comments powered by Disqus